Lacer: Nuestro compromiso TU SALUD

Lacer: Nuestro compromiso TU SALUD

Lacer empezó su andadura a finales de los años 40, siendo un pequeño laboratorio que, en aquel entonces, tenía una plantilla de menos de 20 personas y productos como la «Pasta dentífrico-vacuna Lacer» o los caramelos «Pantos», que estimulaban el apetito en los niños.

Reuniendo a un valioso equipo humano, estableciendo cooperaciones de distribución con empresas farmacéuticas y desarrollando productos originales propios, Lacer fue prosperando, a pesar de las dificultades a las que tuvo que hacer frente en aquella época: las materias primas eran muy escasas; la maquinaria industrial, obsoleta; los servicios públicos (electricidad, teléfono, etc.) eran muy poco fiables y dejaban la pequeña empresa dependiendo básicamente de la creatividad y tenacidad de sus gestores.